La actitud

“Los problemas son problemas siempre que los miremos como problemas”

Suena confuso, pero esta frase es clave en su implicación en la gestión de problemas.

Cuando un problema se cruza,  tenemos un abanico de posibles respuestas frente a él. La elección dependerá de nuestra actitud como persona.

Frente a un mismo problema, la actitud que tomemos es fundamental para su resolución. Una actitud resolutiva es el cambio crucial, y evitar estancarse en el problema, lamentándose, preguntándonos “porque a mí” o planteamientos similares.

Las circunstancias adversas, desagradables y catastróficas existen, pero son tan solo eso, circunstancias. Lo que va a determinar como nosotros las interpretamos, actuamos y en consecuencia como se desarrollan es nuestra actitud.

No somos lo que nos ocurre. Somos aquello que hacemos con lo que nos ocurre.

 

Aquí te dejo una charla TED del comunicador Victor Küppers, donde explica el efecto de la actitud.  

Cómo los efectos de la actitud afectan en nuestro día a día, y como enfocar la resolución de problemas.

Victor es experto en psicología positiva, con varias charlas TED y varios libros publicados.

Cómo afrontamos una situación cambia por completo. Podemos ver miles de ejemplos, desde como las personas nos enfrentamos a un cordón mal atado hasta la muerte.

Y es que hay personas que por un cordón mal atado, pueden fruncir el ceño, y molestarse. Otras, en cambio, paran, lo solucionan y siguen a lo suyo.

Esto es un símil, pero la idea fundamental está ahí. Hay personas que quedan atrapadas, y por cualquier problema, por pequeño que sea, implica una rumiación del problema, influyendo incluso en el estado de ánimo.

Pero aun así, hay personas que se quedan atrapadas demasiado tiempo en circunstancias, llegando a identificarse en ellas, con actitud poco resolutiva y alimentando la espiral de negatividad.

Pasando a otra rama de la actitud, piensa.

¿Qué diferencia a una persona de otra?

¿Aquella que le hace realmente único frente a los demás?

LA ACTITUD.

Porque no es lo mismo una persona amargada, rencorosa, negativa y sin energía, que una persona alegre, con ganas de ayudar, con energía. Son dos personas que van a interpretar y reaccionar a los problemas de una forma totalmente diferente.

La actitud se debe trabajar, y aprender a relativizar los problemas te ayudará a superarlos mucho mejor. Por norma general, los problemas no son tan graves como parece a priori.

Tan solo debemos quitar nuestro foco en el problema en sí, y ponerlo en la mejor manera de resolverlo.

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Otros artículos

Notas: Mindset – Carol S. Dweck

A continuación, adjunto un compendio de las notas que he tomado de forma literal del libro «Mindset» que personalmente me han parecido más interesantes, además

El sueño (II) ¿Cómo dormir mejor?

Como hemos visto en la parte anterior, el sueño es fundamental para nuestro día a día, y no solo eso: interfiere directamente en nuestro sistema inmune,