Demonios

Los demonios son reales. Nos acechan en las sombras, esperando a que bajemos la guardia para introducirse en nuestra mente y convertir nuestros sueños en pesadillas.

Se manifiestan de tantas maneras como nuestra imaginación esté dispuesta a admitir.

A veces son personas o situaciones. En otras se manifiestan como actos que debemos hacer, decisiones que tomar.

El fracaso, el qué dirán. ¿Y si estamos equivocados?

El miedo a lo que somos o lo que podemos ser.

Me aterran mis demonios. Los veo por doquier. En la oscuridad, en cada sombra y cuando cierro los ojos.

Siento miedo cuando pienso… “¿Y si todo sale mal?”

Pero está bien tener miedos.

¿Como si no podríamos ser valientes y crecer?

Una vez leí una frase. “El valiente no es aquel que no tiene miedo. El valiente es quien consigue avanzar contra sus peores demonios.”

Piensa, por tanto, en tus miedos como un rival ante el que tienes que luchar, el enemigo al que doblegar.

Entiende tus miedos como el combustible de la acción, no el veneno que paraliza tu mente.

¿Y si todo sale bien?

¿Vale la pena arriesgarlo todo?

Para mí la respuesta está clara

¿Y para ti?

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Otros artículos

Notas: Mindset – Carol S. Dweck

A continuación, adjunto un compendio de las notas que he tomado de forma literal del libro «Mindset» que personalmente me han parecido más interesantes, además

El sueño (II) ¿Cómo dormir mejor?

Como hemos visto en la parte anterior, el sueño es fundamental para nuestro día a día, y no solo eso: interfiere directamente en nuestro sistema inmune,