Divinidad y consciencia

La divinidad y la consciencia

Para los humanos, desde los albores de los tiempos, ha sido necesaria la figura de un ente divino, llamado dios, como concepto, como padre, protector y creador de todas las cosas.

Un ente superior, inteligible, que modera los procesos de la vida, la materia y el infinito.

Desde mi punto de vista, está justificada la creencia, pues aporta a los seres un pilar de seguridad necesario, un fin, un objetivo, unos valores morales para regirse, unas reglas para vivir.

La fe.

«Creencia y esperanza personal en la existencia de un ser superior (un dios o varios dioses) que generalmente implica el seguimiento de un conjunto de principios religiosos, de normas de comportamiento social e individual y una determinada actitud vital, puesto que la persona considera esa creencia como un aspecto importante o esencial de la vida.»

La fe es un conjunto de experiencias y creencias personales, no replicables en muchos casos, y que dependen  de la creencia en determinadas entidades.

Es por ello, que los entes divinos no son demostrables, de forma empírica y explicita, de ninguna forma hoy conocida.

No podemos tener al certeza de la existenica o no existencia de dichos entes.

Por tanto, es una cuestión de creencias personales, en distintas maneras de divinidad, como medio para crear seguridad,para apaciguar los temores del alma, el miedo al no saber.

Aun así, se puede entender el concepto de divinidad como aquello no humano, no finito. Algo como la materia creadora, no como ente ni ser, sino como consecución de actos que permitieran ser a los humanos y a la vida.

La divinidad es un Yo puro, divino. Una consciencia creadora, organizadora de materia, sin fin alguno.

Lo que se llama divinidad, es una consecuccion de acciones, con sus respectivas reacciones.

En los albores de los tiempos, cuando los humanos no conocian los procesos quimicos, llamaban al fuego, a la llama, como una divinidad. Hoy, sabemos perfectramente como se forma, como se crea, que componentens intertervienen.

Pero… ¿Que somos las personas?

Una reacción a una acción, acción-reacción, consecución de actos. Ante un estímulo, el yo realiza una respuesta, sin consciencia ni proposición.

La diferencia entre las diferentes entes del yo, es la consecución al estímulo.

Esta cuestión plantea, a su vez, la existencia de una consciencia racional. Somos libres como individuos, como seres capaces de obrar libremente, o, por el contrario, tan solo somos conscientes de nuestras cadenas, pues todas nuestros actos están determinados por la reacción a estímulos.

Existe la posibilidad de que seamos meros espectadores de nuestras vidas, determinadas y regidas por nuestra programación.

Inmaginemos un ordenador, que simplemente reacciona a las ordenes que nosotros le otorgamos, o que en todo caso, vienen de exterior. Cuando apretamos el boton de encendido, se enciende. Cuando iniciamos un programa, este se ejecuta. 

De la misma forma, cuando nos ocurre algo (acción), respondemos de una forma predeterminada segun nuestras circunstancias (reacción)

A su vez, esta cuestión plantea otra al mismo tiempo.

Con que base estan nuestras aciones determinadas, porque respondemos de la forma que lo hacemos.

¿Somos acaso dueños de nuestras acciones o reacciones, tenemos consciencia o tan solo somos respuestas a estimulos?

¿Cómo se forma la consciencia individual de cada una?

Llegados a este punto, se podría esgrimir que es una suma de factores, como el entorno, aprendizaje, experiencias o relaciones

Pero mi intención es el fin último. ¿Qué o quien es responsable de implantar la capacidad de “aprender” o evolucionar de la consciencia?

Que nos diferencia de los animales. ¿Acaso la capacidad de aprender de cada ser?

A que se deben estas diferencias.

Y volvemos al punto inicial. La evolución es responsable de nuestra manera última, tanto de psique como física. Pero la capacidad de evolucionar, ¿de quién es responsable?

Sobre que reglas nos regimos, y mas importante, si tenemos forma de modificar estas reglas.

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Otros artículos

Notas: Mindset – Carol S. Dweck

A continuación, adjunto un compendio de las notas que he tomado de forma literal del libro «Mindset» que personalmente me han parecido más interesantes, además

El sueño (II) ¿Cómo dormir mejor?

Como hemos visto en la parte anterior, el sueño es fundamental para nuestro día a día, y no solo eso: interfiere directamente en nuestro sistema inmune,