El síndrome del héroe

Es una actitud hacia ciertas personas que he observado en mis carnes en el pasado y he aquí la reflexión que me llevó al camino de la corrección de dicha actitud.

 

Trata de una relación vertical hacia una persona o colectivo, no entendido en cierta materia intelectual, y produce un ensalzamiento de acciones o hechos realizados por mi persona.

 

Según mis observaciones, el objetivo de tal conducta es recibir admiración y halagos por parte de los individuos. 

 

Es por tanto una actitud de superioridad, análoga al héroe que es superior al resto por ciertas características y habilidades.

 

A priori parece una estrategia evolutivamente coherente, pues ello propicia el ensalzamiento y el aumento del valor como individuo. 

 

Pero la diferencia fundamental radica entre valorar acciones que ya han ocurrido, y acciones futuras, ya sean probables o no. 

 

Hay que tener en cuenta cómo entienden la información las otras personas, ya que sin decirlo pueden interpretar que se intenta incrementar el valor por acciones no ocurridas todavía, convirtiendo así mis palabras en vanas.

 

Este síndrome no ocurría con todos , sino que mis allegados más entendidos en la materia si se produce una relación horizontal y sin intervención del ego.

 

Era una actitud digna de ser erradicada, pues se producía en mí un estado de superioridad, enseñando conocimientos desde el pretexto de “soy mejor que tu por saber esto”, en lugar de una relación de maestro-alumno donde se enseña el conocimiento desde la visión de enseñar a los demás de una forma altruista, por el bienestar de la otra persona.

 

Por suerte, esta actitud fue erradicada hace bastantes años, pero su reflexión sigue motivando en mi pensamientos a día de hoy.

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Otros artículos

Notas: Mindset – Carol S. Dweck

A continuación, adjunto un compendio de las notas que he tomado de forma literal del libro «Mindset» que personalmente me han parecido más interesantes, además

El sueño (II) ¿Cómo dormir mejor?

Como hemos visto en la parte anterior, el sueño es fundamental para nuestro día a día, y no solo eso: interfiere directamente en nuestro sistema inmune,